Albergue amazónico

Participación comunal

¿Por qué se creó Pusharo Lodge?

El proyecto Ecoturístico de la Comunidad Nativa Machiguenga Palotoa Teparo se gesta a principios de los años dos mil en un trabajo conjunto con el Centro para el Desarrollo del Indígena Amazónico CEDIA con la finalidad de buscar caminos alternos a la extracción de madera de sus bosques comunales y ante la demanda comunal por conservar sus bosques, identificándose el ecoturismo como estrategia para lograr dicho fin y, a la vez, diversificar su economía orientado a mejorar sus condiciones de vida y manejar sosteniblemente los recursos de sus bosques, realizándose una primera evaluación de sus recursos naturales con la finalidad de identificar atractivos paisajísticos, así como la infraestructura necesaria para esta actividad.

En el año 2003, se une a esta preocupación comunal por la conservación y aprovechamiento de los de bosques el Proyecto Pro Manu, iniciándose un trabajo conjunto entre ésta Institución que con fondos de la CE, proveyó los recursos financieros para la construcción del albergue Pusharo Lodge, conocido en aquel entonces como “tambo”; por su parte, el Centro para el Desarrollo del Indígena Amazónico CEDIA tuvo la responsabilidad de realizar el proyecto arquitectónico y en la actualidad los programas de capacitación de los comuneros para la atención de los comuneros e implementación del Plan de Manejo Ecoturístico; y por último, la Comunidad Nativa Palotoa Teparo, dando los materiales locales y mano de obra para la construcción del Albergue, sus conocimientos tradicionales, ocupándose íntegramente en la atención de los visitantes en la actualidad.

El Pusharo Lodge, de propiedad de la Comunidad Palotoa Teparo, es más que un albergue ubicado en la selva amazónica; es un esfuerzo comunal y una estrategia de manejo sostenible de sus bosques. El ecoturismo, es una actividad nueva y su incorporación dentro de las actividades económicas cotidianas forma parte de un proceso de aprendizaje que ha sido asumido como un reto buscando brindar a los visitantes una experiencia grata en el marco de un turismo responsable.